Bajo condiciones de escasez de agua en el secano, la falta de alimento obliga a buscar otras alternativas de producción, en la cual, haciendo uso de la técnica de la hidroponía, se puede obtener forraje verde hidropónico (FVH), que puede ser una opción apropiada para pequeños agricultores ganaderos.

El término hidroponía, tiene su origen en las palabras griegas “hydro”, que significa agua, y “ponos”, que significa trabajo. Tradicionalmente se ha entendido como el cultivo de plantas en soluciones nutritivas, que contiene todos los elementos minerales necesarios, para el desarrollo y producción de plantas.

El forraje verde hidropónico consiste en la germinación de semillas de especies gramíneas y leguminosas (poáceas y fabáceas) que pueden ser utilizadas como forrajeras, entre ellas, trigo, avena, centeno, cebada, maíz, alfalfa, entre otras. El método, es bastante antiguo, pues se remonta a la época de griegos y romanos, que hacían germinar la semilla para alimentar su ganado.

La principal característica del forraje verde hidropónico, es la de producir forraje verde sin sustrato, usando bandejas de material inerte, la cuales sostienen las semillas con la humedad 1 suficiente para su crecimiento. Distintos especialistas, sostienen que la germinación por sí sola, incrementa el valor nutritivo de la semilla, sin requerir de suelo, con la ventaja adicional que el tiempo utilizado es corto, y con un nivel de intensidad de producción alto.

La posibilidad de producir forraje verde en bandejas plásticas, es una forma sencilla de entregar a los animales un alimento verde con alto contenido de agua y nutrientes, con una masa y volumen considerable y altamente palatable, sirviendo de alimento a variadas especies de animales y zonas donde el agua es un recurso escaso.

  1. SISTEMA DE PRODUCCIÓN DE FORRAJE VERDE HIDROPÓNICO

El FVH es una técnica sencilla, dinámica y rápida de producir, es por ello que es recomendable para la agricultura familiar campesina en pe-ríodos de escasez hídrica, porque con un bajo consumo de agua, pueden llegar a producir una fuente importante de alimentación para sus animales, y a un bajo costo.

La producción de FVH, se desarrolla en las siguientes etapas:

1.1. Selección de la semilla

Para este tipo de forraje se utiliza principalmente semillas de gramíneas, como trigo, avena, centeno, triticale, cebada, o maíz. El uso de ellas, se debe fundamentalmente a la oferta en zonas de secano, y a su bajo costo durante todo el año. En el caso del trigo, se requiere semilla de trigo corriente, la que normalmente el productor del secano siembra en su predio, y para ello es necesario contar con un porcentaje de germinación de la semilla sobre un 90%, y que además esté libre de semillas de malezas u otros elementos.

1.2. Dosis de siembra

Para el caso de semillas de Trigo, Avena, Cebada, Centeno y Triticale, referencialmente se utiliza una dosis de 300 a 350 gramos (g) por cada bandeja de dimensiones 35,5 cm x 45 cm, es decir se utiliza un kilo de semilla a ser distribuida en tres bandejas. Para el caso del maíz la dosis se debe aumentar entre 500 a 600 gramos por bandeja, lo que significa utilizar 2 bandejas por kilo de maíz.

1.3. Remojo o pregerminación de las semillas

Esta etapa es fundamental, para alcanzar el éxito en la producción de forraje verde hidropónico. Se procede a la imbibición de la semilla para activar el proceso de germinación. En esta fase, las semillas se embeben en agua limpia durante un período máximo de veinticuatro (24) horas, considerando a las 12 horas un receso u oreado de 1 hora, para generar oxigenación adecuada a la semilla, lo que se consigue vaciando el recipiente del agua. Transcurrida la hora de receso, se llena de agua limpia el recipiente que contiene las semillas, y se continúa con el proceso de imbibición (Figura 1). En esta etapa, es necesario eliminar las impurezas o semillas que no germinaron (inviables), que son aquellas que flotan en el agua.

Es recomendable, que el recipiente utilizado para el remojo de la semilla sea de material plástico, y no necesariamente translúcido.

Figura 1. Proceso de remojo o pre-germinación de semillas.

En evaluaciones realizadas por INIA, para las semillas de trigo, centeno y cebada, se ha determinado que con una imbibición 24 horas, la germinación de la semilla alcanza un porcentaje superior al 90%. Suficiente como para lograr un forraje verde hidropónico de calidad.

1.4. Desinfección y lavado de semillas

La desinfección de las semillas, tiene como principal objetivo disminuir o anular la proliferación de hongos durante el crecimiento del forraje. Para ello, una forma sencilla y económica de desinfectar la semilla posterior a la etapa de pre-germinación, es sumergir la semilla en una solución de hipoclorito de sodio (Cloro) al 1%, es decir, 10 ml de cloro en 1 litro de agua limpia, y por un tiempo no mayor a los 2 minutos, porque un tiempo mayor podría dañar la viabilidad de la semilla.

Posterior a la desinfección con cloro, se procede a un enjuague con agua limpia, y finalmente se realiza la siembra directa sobre las bandejas.

1.5. Siembra

Una vez que las semillas se encuentran hidratadas y desinfectadas, se procede inmediatamente a la siembra. La dosis de semilla, indicada en el punto 1.2, permite que una bandeja de dimensiones 45 cm x 35,5 cm y con una superficie aprovechable de 0,124 m2 ó 1.240 cm2 (40 cm x 31 cm) quede cubierta completamente.

La bandeja utilizada, son de material polietileno, las que usualmente se utilizan en casinos para el servicio de comidas (Figura 2). Estas tienen la particularidad de no oxidarse, ser resistentes, fácil de lavar, ser reutilizables, y apilables unas sobre otras, entre otras ventajas.

Figura 2. Bandeja de polietileno sembrada con 330 gramos de semilla seca de trigo, que corresponde a 500 gramos, aproximadamente, de semilla después de la imbibición.

Antes de la siembra de las semillas, las bandejas deben ser perforadas al menos en uno de sus extremos. Se recomienda realizar entre 3 a 5 perforaciones de 5 mm en uno de los costados de la bandeja (Figura 3), para permitir que escurra el exceso de agua de riego, y además evitar que las semillas queden sumergidas, evitando así la pudrición de las mismas.

Figura 3. Perforación de bandejas para facilitar el escurrimiento de agua de riego

1.6. Germinación

Las semillas necesitan de ciertos factores externos para poder desarrollar su proceso de germinación. Entre los más importantes se mencionan temperatura, humedad, oxígeno, y oscuridad. Cuando uno o más factores son deficientes, existe la probabilidad que la germinación y la formación de la planta no llegue a buen término.

Para el caso de la temperatura, aquella que se produce entre los meses de octubre y abril es suficiente para iniciar el proceso de germinación y crecimiento de las plántulas. Para los meses de mayo a septiembre, ésta debe ser suministrada de forma artificial por equipos generadores de calor. Para la humedad, se recomienda realizar dos riegos diarios (en la etapa de germinación) para mantener la semilla hidratada (ver apartado de riego).

Para dar la oscuridad adecuada y suplir la capa de suelo presente en una siembra tradicional, las semillas deben ser ubicadas en una cámara oscura, o se tapan con un plástico color negro. Tanto el material, como el color, otorgarán la temperatura y oscuridad requerida para la germinación de las semillas. El retiro de las semillas germinadas desde la cámara de oscuridad, y traslado a su ubicación final en estanterías o repisas, debe ser hecho cuando el brote alcance un crecimiento de 2 cm aproximadamente (Figura 4).

Figura 4. Forraje de 2 a 3 cm aproximadamente. Posterior al proceso en la cámara de oscuridad.

1.7. Ubicación en estructuras de producción de F.V.H, y riego

Una vez que las bandejas se han retirado de la cámara de oscuridad y los brotes del forraje alcanzaron un crecimiento de al menos 2 cm, se procede a ubicar las bandejas en las estanterías o repisas definitivas de estructuras para la producción del forraje verde hidropónico. El objetivo que se persigue, es conseguir que el forraje quede expuesto a la luz, temperatura, y una alta humedad relativa.

Idealmente, se deben ubicar las estructuras dentro de un invernadero, de manera de proporcionar las condiciones ideales para el crecimiento del forraje. En el caso que no se disponga de invernaderos, si las temperaturas son bajas, la estructura puede ser cubierta con polietileno transparente y generando espacios de ventilación. En ningún caso, el forraje debe quedar expuesto en forma directa al sol, porque se quemará y no logrará crecer. El mismo caso sucederá, si el forraje queda expuesto a temperaturas por sobre los 32o C. Incluso, las especies trigo, avena, cebada, triticale, y maíz no logran crecer con esas temperaturas. Sólo el centeno, puede soportar hasta 34o C de temperatura ambiental.

Idealmente, las estructuras de producción de forraje verde hidropónico, deben contar con un sistema de riego por aspersión de gotas finas, con la finalidad de humedecer el forraje de for-ma homogénea en todos sus niveles. El agua a aplicar con riego, puede ser realizado con aplicadores manuales, pulverizadores de mochila, o aspersores conectados a una fuente de agua. Los riegos se deben realizar 3 a 5 veces por día, en la etapa de crecimiento, y dependiendo del tamaño del forraje y la temperatura ambiente a la cual esté sometido.

1.8. Fertilización

Las semillas de cereales contienen energía suficiente para el crecimiento del forraje en su primera etapa. Cuando las plantas hayan logrado una altura promedio de 5 cm, se suministra un fertilizante foliar a base de macro y micronutrientes, con el objeto de acelerar el crecimiento. Sin embargo, en trabajos realizados por INIA (Figura 5) los forrajes de gramíneas (a excepción del maíz), bajo condiciones climáticas de la Región de O`Higgins, logran un crecimiento promedio de 22 a 25 cm en 16 días de producción, desde el momento de la siembra en las bandejas. Esto refleja que el suministro de agua, a través del riego por aspersión, es suficiente para el crecimiento de forraje, en un período aproximado de dos semanas. Además, el no usar fertilizantes inorgánicos, permite que el forraje verde sea un alimento completamente orgánico e inocuo.

Figura 5. Crecimiento de especies de gramíneas, bajo condiciones de hidroponía.

1.9. Cosecha

Cuando el forraje haya alcanzado una altura superior a los 20 cm, que se alcanza aproxima-damente en 15 días, se encuentra en condicio-nes de ser cosechado y en condiciones para ser entregado a los animales.

El forraje no requiere de cortes, la entrega a los animales es total incluyendo las raíces, pues la masa vegetativa queda dispuesto como un blo-que, el cual es de fácil entrega (Figura 6).

Figura 6. Cosecha de forraje verde hidropónico dispuesto como un bloque, incluyendo raíces, tallos y hojas.

La superficie del cereal podría alcanzar las 5.400.000 hectáreas. Las buenas reservas hídricas promoverían un aumento en el área destinada al cultivo.

 La Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé una expansión en el área de maíz

Durante las próximas semanas dará inicio una nueva campaña de maíz con destino grano comercial en nuestro país y , según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), “las muy buenas reservas hídricas de gran parte del área agrícola nacional, promoverían un aumento en la superficie destinada al cereal”.

Otro de los factores que de acuerdo a la BCBA continúan impulsando la incorporación del maíz en las rotaciones, está vinculado al creciente problema de malezas resistentes-tolerantes que se va complejizando año tras año. “Junto con el mencionado incremento de área, se comienzan a relevar los primeros indicios positivos en cuanto a tecnología para este nuevo ciclo, ya que hay una importante demanda de híbridos de punta”, indicó la entidad.

Por otro lado, para la BCBA, la relación siembras tempranas-siembras tardías y de segunda ocupación mantendría, en gran parte de las zonas que la entidad releca, la tendencia registrada en el ciclo pasado. “El mismo se caracterizó por una recuperación de planteos tempranos de primera en parte del país, en detrimento de las siembras tardías”, indicó un reporte de la Bolsa porteña.

Frente a este panorama, la superficie prevista por la BCBA para el nuevo ciclo 2017/18 podría llegar a 5.400.000 hectáreas, cifra que refleja un incremento interanual del 5,9 % (superficie maíz 2016/17: 5,1 M ha) y se ubicaría como la más alta de las últimas 17 campañas marcando un nuevo récord.

Buena parte de las 300.000 ha adicionales, estarían ubicadas en el centro y norte del área agrícola nacional. Particularmente las zonas NOA, Centro-Norte de Córdoba y el Núcleo Sur poseen los mayores porcentajes de incremento intercampaña. Dada la amplia ventana de siembra que posee el cereal a nivel nacional (Ventana maíz total: septiembre-febrero), la evolución en la tendencia climática y del marco económico-productivo actual podrían afectar la presente proyección de siembra.

Fuente: Infocampo.com

“La unión de las empresas nos permitió ampliar la paleta de productos que tenía naturalmente Atanor”, indicó el Gerente de Marketing de Atanor, Horacio Silva.

Durante el 25 Congreso de Aapresid, Horacio Silva, Gerente de Marketing de Atanor explicó a Infocampo los mecanismos de la empresa para pasar ser conocida como Albaugh, firma que compró la empresa nacional hace ya unos años.

Albaugh LLC es una de las compañías productoras y comercializadoras de productos para la protección de cultivos más importantes de los EEUU, con presencia en diversos países del mundo, como Canadá, Brasil, México, Argentina y países de Europa. En el año 2010 compró la firma argentina Atanor, pero siete años más tarde los productores continúan hablando de Atanor.

“La unión de las empresas nos permitió ampliar la paleta de productos que tenía naturalmente Atanor, y eso genera que el productor pueda conseguir en nosotros todo lo que le necesita en materia de agroquímicos”, explicó Silva

Mirá la nota completa y entérate cuáles son esos productos que destaca el Gerente.

Fuente: Infocampo.com

El mercado de capitales salió a financiar a largo plazo al Agro. Con una transacción que hubiera sido impensable en los últimos años, Asociados Don Mario, una firma de agro, logró tomar USD 20M a cinco años con una tasa el 6.15%.

El mercado de capitales financió al agro por USD 20MA pesar de una coyuntura económica que funciona a medias tintas y de la creciente volatilidad que la política indujo durante las últimas semanas, el mercado de capitales comienza a mirar más allá y convalida una operación que en términos de plazo y tasa hubiese sido impensable en los últimos años. La apuesta no es aleatoria: los inversores se han decidido por un jugador de gran trayectoria y un sector que fue, es y será protagonista del desarrollo de nuestro país.

Don Mario, con más de quince años de track-record, es un viejo conocido por los agentes del mercado que invierten en sus obligaciones negociables, sus fideicomisos financieros e instrumentos avalados por su SGR. El pasado 9 de agosto, Asociados Don Mario tomó financiación por veinte millones de dólares con un vencimiento de cinco años a una tasa del 6,15%.

Fundada en 1982, tiene una participación del mercado del 36% y lleva adelante el programa de mejoramiento genético de semillas más grande de Latinoamérica. El mismo se desarrolla en 60 localidades de Argentina y más de 200 locales en otros lugares de América. Con más de 7.000 combinaciones de material genético y 400.000 líneas experimentales al año, el proceso de investigación y desarrollo de una nueva variedad de soja toma entre 5 y 7 años y exige necesariamente capital de largo plazo.

“Planificar y estructurar la transacción tomó unos meses, y desde un inicio el principal foco de incertidumbre fue el plazo al vencimiento de 60 meses en un mercado que habitualmente invierte a no más de dos años vista”, explico Luis Damiano, Portfolio Manager del Grupo FIRST.

A pesar de las altas tasas en pesos y el popular pero peligroso carry trade, muchos inversores están dolarizando sus tenencias. El sistema financiero se encuentra con 84% más de depósitos en dólares respecto del mismo mes del año anterior, y tan sólo en julio crecieron en 12%. El mercado de capitales no es ajeno, solamente los fondos comunes de inversión en dólares y de corto plazo incrementaron sus patrimonios por más de USD 2.000 millones en lo que va del año.

La demanda por productos de inversión en dólares está tan pujante que permite que muchas compañías obtengan financiación a tasas similares, o incluso menores, al rendimiento de los títulos públicos. Aun así, la decisión sobre el plazo de inversión no pasa exclusivamente por las expectativas de mercado sino que responde sobre todo a factores estructurales. Por ejemplo, los bancos se muestran muy prudentes a la hora de invertir a largo plazo pues se financian principalmente de depósitos con plazo menor a un año. Además de los FCI tradicionales, se notó la participación del FIRST Renta Agro, uno de los pocos fondos cerrados del régimen de sinceramiento fiscal que colocaron exitosamente. Se trata de dinero declarado durante el blanqueo que se canaliza en inversiones en investigación y desarrollo en la Argentina.

Fuente: Infocampo.com

Así lo anunció ayer el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, durante el Precoloquio Centro del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA).

 
El Gobierno lanzará un seguro de cobertura para el maíz a partir de la próxima campaña

En el marco del Precoloquio Centro del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), que se realizó ayer en Rosario bajo el lema “Transformándonos”, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, anunció que el Gobierno Nacional iniciará un seguro de cobertura para el maíz “como una prueba piloto para el lanzamiento de un mercado de seguros de cobertura, para dar garantía a la producción”.

“Si miramos el crecimiento poblacional del mundo, creemos que el objetivo está hacia el Asia, que va a demandar mucho más alimento. Pero para eso tenemos que superar obstáculos, uno de ellos es el climático, donde hoy la Argentina tiene 18 provincias en emergencia. Por eso a partir de la próxima campaña de maíz, vamos a iniciar un seguro de cobertura para este cultivo como una prueba piloto para el lanzamiento de un mercado de seguros de cobertura, para dar garantía a la producción”, expresó Buryaile durante una conferencia titulada “El impacto del agro en la industria”.

En tanto, aseguró que “este gobierno comenzó su gestión con un cambio de paradigma, concebimos a la agroindustria como una nueva industria y no meramente de producción primaria. Argentina es una potencia mundial, es el 6° productor de alimentos del mundo, el 13° exportador y pensamos llegar a ser el 9°, como alguna vez fuimos”.

“Con las políticas que implementó este gobierno, en la primer cosecha se llegó a las 18 toneladas de trigo y fue récord la de maíz con 49 millones de tn, un crecimiento de 1.900.000 cabezas de carne vacuna, fijamos reglas previsibles y el sector privado lo tomó como una muy buena señal”, dijo, al tiempo que remarcó “la importancia del sector agroindustrial que representa el 18% del PBI y el 60% de las exportaciones. Argentina necesita y puede consolidar un crecimiento sostenido, estamos convenidos que se puede transformar en un país previsible, que salte la grieta y tienda puentes, con cada vez más inversiones, con un presupuesto y presión impositiva equilibrada y acorde a las realidades sociales para reducir la pobreza”.

Por otro lado, el ministro señaló que Argentina es el país “que tiene más agua dulce en América Latina y con mayor oportunidad de crecimiento de la frontera agrícola, Argentina desarrolla junto a sus recursos humanos una oportunidad fenomenal para crecer. Los productores tienen 10 años menos que en Estados Unidos y el 30% de los que trabajan en el sector están graduados en nivel terciario. La verdadera transformación que tenemos que hacer en Argentina y en el sector agropecuario es educativa y cultural”.

Fuente: infocampo.com

 

Estamos obligados a dar a conocer y promocionar algo que se ha puesto de moda en la agricultura, pero con méritos propios. Hablamos de las Trichodermas y su potencial efecto para mantener suelo y raíz con un menor desarrollo de hongos patógenos, a la par de mantener unas buenas condiciones de desarrollo radicular.

¿Qué son las trichodermas?

Las tricodermas o trichodermas es un género de hongos de la división Ascomyceto que están presentes en la mayoría de suelos cultivables del mundo.

Sin embargo, en suelos donde la presencia de materia orgánica no es superior al 2% (prácticamente muchísimos suelos actuales), la expresión o potencial beneficiosos de estos hongos es prácticamente nulo.

Es por eso que ahora se está utilizando masivamente como inoculante para fortalecer a la planta, generalmente con colonias de trichodermas que se adaptan bien a suelos cada vez más agresivos y castigados.

Los hongos trichodermas son oportunistas. Es decir, genera relaciones con las raíces de las plantas para obtener un beneficio propio, a cambio de devolver un efecto positivo o negativo (en este caso positivo) a la planta.

Sin embargo, la principal distinción que tiene este hongo frente a las micorrizas  es que viven en el suelo, no a expensas de las raíces, pero sí de otros hongos que habitan en la rizosfera. Por contra, estas últimas, las micorrizas,  necesitan un desarrollo radicular previo donde instalarse.

Si bien ahora se oye también hablar de las micorrizas, son dos especies totalmente distintas y sólo tienen en común en pertenecen al reino fungi. Es decir, al de los hongos.

Si bien el efecto de las micorrizas es más nutricional, las trichodermas tienen su uso principal basado en la protección de la planta frente al ataque de hongos. Esto es así porque las trichodermas son hongos que se alimentan de otros hongos.

¿Qué función tienen en la planta?

  • Destruir la pared celular de hongos patógenos mediante enzimas y antibióticos que excretan al medio.
  • Parasitación y eliminación de hifas de hongos.
  • Generación de resistencia adquirida, por lo que la hace apta para aplicaciones foliares.
  • Generación de suelos supresivos donde no aumenta la expresividad de hongos patógenos.
  • Indirectamente, estimulación de las raíces para aumentar su capacidad de asimilación de nutrientes.

efecto de trichodermas sobre enfermedades

¿Por qué se utilizan las trichodermas contra el desarrollo de enfermedades?

El efecto positivo que tienen las trichodermas se basa en la colonización previa del suelo antes de la instalación de otro tipo de hongos (Botrytis, phytium, rhizoctonia, etc.) que causan enfermedades en las plantas.

Además, las trichodermas se alimentan de otros hongos, reduciendo su capacidad de crecimiento y afección a las raíces.

En este sentido, este hongo genera un estado de suelo supresivo donde no existe la aparición de ningún hongo patógeno en suficiente nivel como para causar un daño en la planta.

Es por eso que la instalación de las trichodermas dependerá, en mayor o menor medida, de algunas variables del suelo.

  • Nivel de materia orgánica. Niveles por debajo del 1,5-2% dificultan enormemente la colonización e instalación de este hongo, al no tener suficientes hongos de los que alimentarse (suelos muy mineralizados).
  • Suelos con una carga alta patógena, donde la colonización de este tipo de hongos, incluido micorrizas, se dificulta enormemente.
  • Manejos donde se suele aplicar con contundencia cobres por riego y fungicidas.

¿Cuándo aplicar las trichodermas en mi cultivo y a qué dosificación?

Las trichodermas suelen venir en envases protegidos en forma de polvo, con agentes añadidos (celulosa, grafito, etc.) que permiten mantener la cepa del hongo en un estado óptimo.

Muchos de estos productos suelen tener certificado ecológico ya que están aceptados en dicha legislación.

El uso de las trichodermas está altamente recomendado en este tipo de agricultura, debido a que no se tiene un volumen de productos fitosanitarios tan amplio y eficaz, y porque se da más importancia al uso y manejo de la materia orgánica.

La estabilidad de almacenamiento garantizada suele ser de 12 meses en condiciones de temperatura frías (4 a 6 ºC) y 6 meses en condiciones de temperatura ambiente (15-25 ºC)..

La aplicación de trichodermas se recomienda en el post-trasplante. A partir de los primeros días o hasta los 15 días sucesivos, siendo recomendable aplicarlas a través del sistema de fertirrigación con un volumen de agua pequeño (2-3 m3 por hectárea) para evitar lixiviación del hongo.

La dosificación dependerá de la cepa y las UFC (unidades formadoras de colonias). La mayoría de estos productos incluyen reaplicaciones en momentos puntuales del cultivo.

Destrucción de la pared celular de hongos patógenos por ataque de trichoderma

¿Qué cepas de trichodermas se manejan actualmente?

A día de hoy y de forma continua, aparecen diferentes cepas de trichodermas adaptadas a diferentes cultivos y condiciones de suelo.

Es importante mencionar que, debido a la alta tasa de multiplicación, como ocurre con los hongos y bacterias, es difícil controlar en el tiempo la cepa introducida, aunque se intente evitar al máximo dichas mutaciones.

  • Trichoderma atroviride, que ofrece una buena respuesta de control de hongos como Rhizoctonia solaniy y Botrytis cinerea.
  • Trichoderma asperellum (Trichoderma harzianum + Trichoderma viride).
  • Trichoderma asperellum (Cepa ICC012).
  • Trichoderma gamsii (Cepa ICC080).
  • Trichoderma koningii

¿Puedo mezclar micorrizas y trichodermas?

Esto es una pregunta importante que se suele oír mucho en el campo y no siempre se tiene la misma respuesta.

Aunque lo ideal es preguntar a las casas comerciales, la mezcla de micorrizas y trichodermas es más compleja de lo que pensamos y, se puede hacer, pero con condicionantes.

El concepto claro que tenemos que tener es que trichodermas se alimentan de otros hongos y, sí, las micorrizas también son hongos.

Al mezclarlas en el mismo tratamiento y fase, corremos el riesgo de que predominen las trichodermas sobre las micorrizas, o incluso que no haya rastro en semanas de las micorrizas porque han sido “devoradas” por sus compañeros de reino.

El proceso común es introducir la micorriza previamente para que colonice la raíz y, posteriormente a su instalación (lleva algunas semanas), introducir las trichodermas. La micorriza ya se habrá desarrollado lo suficiente como para permitir una supervivencia futura.

  • Cuando un cultivo tiene una micorriza correctamente instalada, la presencia de trichodermas tiene efecto sinergista para la planta y para la rizosfera, sin impacto negativo o casi negativo para la micorriza.
  • Trichodermas ya instaladas en el suelo hacen inviable la aplicación de cualquier hongo en el suelo. En este caso, aplicar posteriormente micorrizas es tirar el dinero. 

Para tal caso, es recomendable aplicar micorrizas de 2 a 4 semanas (seguir especificaciones del producto) antes que introducir las trichodermas.

uso de trichodermas en agricultura

¿Qué incompatibilidad tiene las trichodermas con los fungicidas?

En general, podemos pensar que todos los fungicidas van a afectar al desarrollo de las trichodermas, por ser un hongo.

Afortunadamente es así, de la misma manera que no todos los fungicidas del mercado valen para controlar todos los hongos patógenos que afectan a las plantas.

Hay determinadas materias primas donde hay una clara evidencia de afección a este tipo de hongo. Por tanto, debemos restringir su aplicación o hacerlo al menos 5-7 días antes de introducir la trichoderma en el suelo. 

Ponemos algunas compatibilidades/incompatibilidades declaradas de la mayoría de cepas de trichodermas:

Alta compatibilidad: se pueden mezclar juntos.

Media compatibilidad: aplicar trichodermas 5 días después del tratamiento.

Baja compatibilidad: aplicar trichodermas 2 semanas después del tratamiento y evitar su aplicación si ya hay hongos instalados.

  • Score: baja compatibilidad
  • Bravo: baja compatibilidad
  • Switch: media compatibilidad
  • Thiram: media compatibilidad
  • Teldor: media compatibilidad
  • Azufre: media compatibilidad
  • Previcur: alta compatibilidad
  • Ridomil: alta compatibilidad
  • Stroby: alta compatibilidad
  • Metalaxil: alta compatibilidad
  • Mancozeb: alta compatibilidad
  • Clorpirifos: alta compatibilidad
  • Movento: alta compatibilidad

Fuente: Agriculturers.com

Agroquímicos: Distancias Mínimas. Ministerio de Agroindustria

Buenas Prácticas Agrícolas : Zona de amortiguamiento