Cada planta requiere un suministro individual de nutrientes. Si sus plantas muestran síntomas agudos de deficiencia, usted los puede identificar con ayuda de nuestras fotos. Si reconoce cuál es el problema, nuestros productos le ayudarán a restablecer el contenido óptimo de nutrientes.

Con la nueva aplicación KALI-TOOLBOX, usted puede identificar ahora también directamente en el campo de cultivo los síntomas de deficiencia con su teléfono inteligente o su tableta. La aplicación gratuita le brinda no solo muchas fotos de gran valor informativo, sino también recomendaciones apropiadas para lograr una nutrición óptima.

Para descargarla en Google Play: Aplicación

Para descargarla en App Store: Aplicación

Fotos con los síntomas de deficiencia

Simplemente escoja su tipo de cultivo. A continuación, verá fotos y descripciones con los síntomas de deficiencia de los diferentes nutrientes.

Reconocer las deficiencias – a qué prestar atención

Las hojas afectadas dan a primera vista indicios valiosos. Algunos nutrientes, como potasio o magnesio, son muy movibles dentro de la planta. Estos son transportados por el floema hacia las partes más jóvenes de la planta, de tal forma que la carencia puede ser notada sobre todo en las hojas más viejas. Por el contrario, el abastecimiento insuficiente de azufre, manganeso o boro se nota primero en las hojas jóvenes. Estos nutrientes permanecen prácticamente inamovibles dentro de la planta. Las nuevas partes de la planta se forman sin contar con ellos, produciéndose necrosis o clorosis.

Fuente: agricultores.com

Sin el fitomejoramiento, tendríamos poco que comer y lo que tendríamos, no sería muy sabroso o nutritivo. ¡La mayor parte de los cultivos familiares para nosotros hoy en día ni siquiera existían en la naturaleza! La humanidad ha estado mejorando las plantas por 50.000 años para mejorar el rendimiento, la calidad y el sabor, y los fitomejoradores hoy siguen mejorando los cultivos con herramientas modernas como la biotecnología.

Modificación del Maíz

Hace unos 6,000 años, los agricultores mesoamericanos crearon selectivamente el maíz a partir del teosinte, una gramínea que no se parece en nada al cultivo actual. El teosinte tenía sólo de cinco a ocho centímetros de largo, 12 granos duros frente a los más de 500 granos blandos del maíz moderno. Los granos de teosinte podían romper los dientes, por lo que los fitomejoradores más antiguos eligieron para cultivar las variedades que producían granos más blandos. Desde el comienzo de la agronomía, los fitomejoradores han seleccionado variedades de cultivos para aumentar la producción y la calidad nutricional, la resistencia a plagas y enfermedades, y para una mejor apariencia y sabor.

Muchas de las primeras civilizaciones y sociedades pre-industriales fueron construidas en base al maíz. En 2500 AC, nuevas mejoras en el cultivo permitieron la formación de las principales civilizaciones precolombinas. Después de descubrir y comerciar con las Américas, los europeos comenzaron a mejorar el maíz para la producción local, que tenía granos de colores mixtos y más tarde, una variedad sólo amarilla fue desarrollada en Francia. Desde entonces, variaciones del maíz amarillo se han desarrollado en todo el mundo, incluyendo las variedades biotecnológicas que son resistentes a insectos y tolerantes a los herbicidas y a la sequía.
Hoy se cultivan casi 60 millones de hectáreas de maíz biotecnológico, representando el 30 por ciento del total mundial del cultivo. Los principales productores de maíz biotecnológico son los Estados Unidos, Brasil, Argentina, Sud África y Canadá.

Mejoramiento de Trigo

La domesticación del trigo comenzó hace 10.000 años, a partir de los trigos silvestres einkorn y emmer.  Con el tiempo, los cruces entre estas plantas y varias gramíneas resultaron en el trigo como la conocemos hoy en día. Esto permitió que los seres humanos se asienten y formen grandes comunidades.

El trigo se mantuvo prácticamente sin cambios hasta que el premio Nobel y agrónomo Norman Borlaug, desarrolló las variedades más fuertes y resistentes a enfermedades a mediados de los años 40s – 50s. Su trigo semienano provocó la “Revolución Verde” alrededor del mundo, lo que demuestra el impacto que el fitomejoramiento puede tener en la productividad y el rendimiento de los cultivos. Las variedades mejoradas de trigo de Borlaug ayudaron a salvar más de mil millones de personas del hambre.

Los científicos de las plantas actualmente trabajan en variedades de trigo biotecnológico para mejorar la resistencia a las plagas, a la sequía y a otros factores ambientes indeseables para los cultivos.

Revolución del Arroz

Los ancestros del arroz producidos en la India fueron domesticados por primera vez en China, con registros que muestra que los arrozales fueron cultivados en los 4000 AC en condiciones mojadas en el valle del río Yangtze; las variedades de secano existían en otros lugares. Ambos tipos están hoy alrededor del mundo, cada uno con sus ventajas adaptadas para ciertos climas.

El arroz no cambió mucho hasta que el Dr. Norman Borlaug y M. S. Swaminathan llevaron la revolución verde a Asia con variedades de arroz de alto rendimiento con tallos más cortos y más fuertes. Esta primera variedad se conocía como ‘lR8’. “Este arroz crecía más rápido debido a que su requerimiento de estatura para producir el grano era más corto. También podría producir más arroz y ser cosechado de forma mecanizada.

Hoy, hay variedades de arroz resistentes a la sequía y a las inundaciones, a las que se les atribuye en Asia la “Segunda Revolución Verde”. Los científicos de las plantas también han desarrollado arroz biotecnológico resistente a los herbicidas para controlar las malezas, que ha sido aprobado para su comercialización en América del Norte. Los científicos están trabajando en variedades de arroz biotecnológico con resistencia a insectos, enfermedades y factores abióticos de estrés como la sequía, salinidad y el calor extremo.

Avances con las Papas 

La papa fue domesticada por los nativos sudamericanos en las montañas de los Andes hace unos 7.000 – 10.000 años. Podía ser cultivada en casi cualquier clima en un corto tiempo y almacenarse durante largos períodos.

Hay miles de variedades de papa pero a nivel global, sólo unas pocas se consumen. Las variedades han sido elegidas en base a preferencias culturales. Por ejemplo, debido que las papas ‘Russet Burbank’ y ‘Yukon Gold’ son buenas para la hacerpapas fritas, los Estados Unidos cultiva más de ellas que la azul, “fingerling” (alargadas) o miles de otros tipos que se encuentran en Perú.

Los científicos han creado papas biotecnológicas que no se machucan o se ponen marrones y que producen menos de un compuesto indeseable, así como variedades con resistencia a los insectos. Los investigadores están desarrollando también rasgos biotecnológicos para la reducción de las manchas negras, la resistencia a enfermedades y para una mayor capacidad de almacenamiento en frío.

Trigo Semi-Enano: Gran Cultivo Mundial

El trigo semienano es la variedad de trigo dominante cultivada hoy en día; representa alrededor del 99 por ciento de la superficie mundial de trigo. Fue desarrollado en México a mediados de los años 40s – 50s por el Dr. Norman Borlaug, genetista, fitopatólogo y ganador del Premio Nobel de la Paz. Quien lo hizo con el fin de aumentar los rendimientos de trigo y hacer que el país fuera más autosuficiente en la producción de alimentos.

Trigo semienano versus el tradicional.

Borlaug dirigió el Programa Cooperativo de Investigación y Producción de trigo en México, una empresa conjunta entre el gobierno mexicano y la Fundación Rockefeller de los EE.UU. Él y su equipo tuvieron éxito en la búsqueda de un trigo de alto rendimiento, de baja estatura, resistente a las enfermedades y que se adaptaba a las condiciones locales.

Este el trigo tiene varias ventajas sobre el trigo normal, que es alto y ondulante. Este último se mueve con el viento, y si los granos en la parte superior de la planta son demasiado pesados, la planta se vuelca. Una vez que las espigas tocan el suelo, la planta se vuelve inutilizable. El trigo semienano es una planta más corta con un tallo fuerte, que no se caerá con el viento si la espiga se pone pesada. También toma menos tiempo para que la planta crezca a la altura necesaria para producir el grano. Además, el tallo más corto y más fuerte puede ser cosechado con cosechadoras y otra maquinaria pesada, haciendo la cosecha del trigo menos intensa en el uso de mano de obra. Por otra parte, la variedad de Borlaug es resistente a la roya del trigo (a excepción de una nueva cepa hoy llamada ‘Ug99’) y puede aprovechar grandes cantidades de fertilizante.
Para 1956, México se convirtió en autosuficiente para la producción de trigo gracias al trigo semienano. Esto condujo a la introducción de la variedad en la India y Pakistán a mediados de la década de 1960, donde como consecuencia se duplicó la producción. Luego, similares variedades para arroz y otros cereales fueron desarrolladas en Asia. De ahí comenzó la “Revolución Verde” – un movimiento al que se le atribuye salvar hasta mil millones de personas de la muerte por inanición.

Nada se va a comparar con los próximos 30 años, dice un pionero de la Biotecnología

En 2013 el Dr. Marc Van Montagu ganó el Premio Mundial de la Alimentación por sus logros innovadores en la fundación, desarrollo y aplicación de la biotecnología agrícola moderna.

Durante la década de 1960, junto con su colega investigador Jeff Schell, el doctor Van Montagu mostró cómo una bacteria de las plantas podría utilizarse como una herramienta para insertar genes de otro organismo en las células de las plantas. Eso hizo posible el desarrollo de cultivos con rasgos favorables, tales como aquellos que son resistentes a las enfermedades y a los insectos.

Hoy, la biotecnología moderna aporta eficacia y precisión para modificar los cultivos en una variedad de maneras útiles, pero de acuerdo con el doctor Van Montagu, sólo hemos arañado la superficie de su potencial.

“Nada en el pasado se compara con como será en 30 años,” dice el Dr. Van Montagu, que ahora es profesor emérito de genética molecular en la Universidad de Gante y presidente del Instituto de Difusión de Biotecnología Vegetal en Bélgica.

“Tenemos que ayudar a las plantas a adaptarse al cambio climático a través de la lucha contra las enfermedades y permitiendo una mejor absorción de los nutrientes y fertilizantes. Las características de interés son la tolerancia a la sequía, tolerancia a la inundación, un mejor desarrollo de las raíces, retraso de la maduración y almacenamiento de agua.”

El Dr. Van Montagu añade que una nueva generación de fitomejoradores debe inspirarse en la industria para realizar el potencial de la ciencia.

“El ejemplo de Norman Borlaug en el mejoramiento vegetal con el trigo semienano fue un éxito. Debemos juntar todas las especialidades y utilizar el conocimiento sabiamente. El fitomejoramiento es crucial para la producción de alimentos, pero tenemos que inspirar a los jóvenes a entrar en esta materia. Deben aprender cómo hacer productos para los problemas que tiene la gente.”

Fuente: http://agriculturers.com

Función del magnesio en la planta
Dentro de todas las formas de magnesio, la planta sólo absorbe el ión Mg2+. Esta asimilación se puede hacer tanto aportada en riego (fertirrigación) y posterior absorción radicular o en aporte foliar, a través de la penetración vía epidermis por las hojas.

Un cultivo medio realiza una extracción de magnesio que va desde 20 a 80 kg/ha. Tiene un papel fisiológico claro y clave para el desarrollo de cualquier planta. En esto que comentamos a continuación participa este elemento.

  • Elemento básico en la molécula de clorofila. Inverviene en el verdor de la planta. Representa el 2,7% del peso total, pero es indispensable.
  • Interviene en la síntesis y formación de proteínas. Carotenos y Xantofilas (formación de color en frutos) necesitan magnesio para cumplir determinados metabolismos básicos de la planta.
  • Reduce la transferencia de carbohidratos de las hojas y tallos a la raíz. En cultivos de raíz como patata, remolacha u otros hay que tenerlo muy en cuenta.
  • Aparece una gran sensibilidad a la luz. En verano, se pueden ver necrosis en las hojas por una falta de fotoregulación del cultivo.

molecula-de-clorofila-y-magnesio

Síntomas de deficiencia

Aunque el magnesio tiene mayor movilidad que el calcio, hay veces que bien por presencia de otros elementos antagonistas (potasio, sodio, calcio, etc.) como por la carencia propia de magnesio en el suelo, la planta pueda presentar síntomas de deficiencia.

Como el magnesio interviene en la fotosíntesis y en la molécula de clorofila, lo primero que podemos pensar es que una carencia de magnesio induce una clorosis en el cultivo.

La movilidad del magnesio es alta en la planta, por eso, al contrario que con el hierro, la carencia de magnesio suele aparecer en la parte inferior de cualquier cultivo. Es decir, en las hojas viejas.

Carencia de magnesio en pimiento

Aunque estemos abonado correctamente con aportes continuados de magnesio, puede ser que aparezcan clorosis de magnesio en la planta. Esto se debe sobre todo a grandes aportes de potasio en fase de maduración de frutos, reduciendo la asimilación de magnesio.

A modo de ejemplo, ésta sería el orden, por facilidad de absorción, de estos cationes:

Na+ > K+ > Mg2+ > Ca2+

Viene determinado por el tamaño de los iones y por la carga eléctrica. Menor tamaño y menor carga del catión tendrá mayor facilidad de absorción.

El agua de riego, una fuente de calcio y magnesio

Dependiendo de la zona donde nos encontremos, en muchas ocasiones y en función de la conductividad del agua, podremos aportar una gran cantidad de calcio y magnesio de forma gratuita.

Hay que pensar que este aporte no siempre es absorbible por la planta, ya que muchas veces viene bloqueado y guarda mucha relación con la cantidad que haya entre estos dos elementos.

Hay una regla que establece que para que haya una perfecta absorción de calcio y magnesio del agua de riego ha de tener una relación de 2 a 1 en adelante. Es decir, el doble de calcio que de magnesio. Y de ahí en adelante.

Interpretar el contenido de calcio y magnesio de un análisis de agua

Si cogemos un análisis de agua de laboratorio, podemos obtener una gran cantidad de información relevante para poder ahorrarnos dinero en la aportación de fertilizantes.

En este caso, tenemos que saber medir las unidades con las que se trabajan en estos análisis. Meq/L, ppm o mmoles/L.

Si nos vamos a un agua tipo en muchas zonas de España, con un pH de 8,5 y una conductividad de 1,2 mS/cm, podemos tener un gran aporte de calcio y magnesio, entre otros. En este ejemplo, la cantidad quedaría de la siguiente manera:

  • Calcio: 200 mg/L = 10 meq/L = 5 mmoles/L
  • Magnesio: 100 mg/L = 8,23 meq/L = 4,11 mmoles/L

Con esto, cubriríamos prácticamente las necesidades del cultivo de calcio y magnesio, por lo que no haría falta aportar estos nutrientes. Nos podemos imaginar el gran ahorro que obtendríamos con ello.

Magnesio en agua

Sin embargo, la regla comentada anteriormente nos dice que debe haber prácticamente una diferencia o ratio de 2 para que se produzca la máxima absorción de los dos nutrientes, por lo que podría ser adecuado, en la fase de cuajado y engorde de frutos, de aportar un extra de calcio (nitrato cálcico, por ejemplo).

Pongamos que el agua que tenemos es de grifo y tiene menor número de sales disueltas.Un caso con un pH prácticamente neutro (7,5) y una conductividad eléctrica de 0,45 mS/cm.

Éstos son los valores que podemos ver en el análisis de agua.

  • Calcio: 22 mg/L = 1,1 meq/L = 0,55 mmoles/L
  • Magnesio: 3 mg/L = 0,25 meq/L = 0,12 mmoles/L

En este caso, con un agua “plana”, hay que aportar calcio y magnesio, de forma que completemos los estándares recomendados en fertirrigación. Hasta 10 meq/L de calcio y 4 meq/L de magnesio.

Formas de aportar magnesio a la planta

Podemos encontrar muchas formas de aporte de magnesio, ya sea en forma quelada, complejada o sin aditivos mejorantes de absorción.

Las fórmulas más conocidas (y económicas) de aporte de magnesio son el nitrato de magnesio y el sulfato de magnesio. Cada una con una riqueza distinta de este elemento.

  • Nitrato de magnesio: 10,5% N (nitrógeno) y 15% MgO.
  • Sulfato de magnesio: 16,6% MgO y 32% SO3 (azufre).

También podemos encontrar, como hemos dicho, formas queladas o magnesio complejado con ácidos orgánicos.

Formas de quelación pueden ser los heptagluconatos, quelado EDTA, ácido hexahidroxi cáprico, etc.

Funte: Agricultores.com

Un muy Feliz Día del Trabajador les desea CIAPA SL

 

 

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras por parte, fundamentalmente, de los movimientos socialistasanarquistas y comunistas, entre otros.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por participar en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general que es celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo.

En Estados UnidosCanadá y otros países no se celebra esta conmemoración. En su lugar se celebra el Labor Day el primer lunes de septiembre en un desfile realizado en Nueva York y organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). El presidente estadounidense Grover Cleveland auspició la celebración en septiembre por temor a que la fecha de mayo reforzase el movimiento socialista en los Estados Unidos desde 1882. Canadá se unió a conmemorar el primer lunes de septiembre en vez del primero de mayo a partir de 1894.

 

Un muy Feliz Día del Trabajador les desea CIAPA SL

 

 

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras por parte, fundamentalmente, de los movimientos socialistasanarquistas y comunistas, entre otros.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por participar en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general que es celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo.

En Estados UnidosCanadá y otros países no se celebra esta conmemoración. En su lugar se celebra el Labor Day el primer lunes de septiembre en un desfile realizado en Nueva York y organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). El presidente estadounidense Grover Cleveland auspició la celebración en septiembre por temor a que la fecha de mayo reforzase el movimiento socialista en los Estados Unidos desde 1882. Canadá se unió a conmemorar el primer lunes de septiembre en vez del primero de mayo a partir de 1894.

 

En el mercado podemos encontrar una gran cartera de abonos y fertilizantes para aplicar mediante riego o por vía foliar. Sin embargo, no nos debemos olvidar que estamos “jugando” con productos químicos y, por tanto, existen ciertas incompatibilidades.

Cogemos un poco de ácido nítrico, lo mezclamos con urea, algo de calcio que le va bien a las plantas y, cómo no, un poquito de ácido fosfórico que también le irá bien. Lo mezclamos y nos encontramos con una precipitación de los líquidos que nos costará siglos quitar. Y, también, con una obstrucción de nuestros goteros que tendremos que solucionar manualmente o con estos métodos.

La importancia de saber qué añadimos al suelo

Aunque ya es un tema trillado en Agromática, no está de más volver a recordarlo. En los sacos de los abonos y fertilizantes que podemos comprar en almacenes agrícolas podemos ver números que no todo el mundo sabe interpretar.

Además, en el mercado podemos encontrar muchas formas de llegar al mismo sitio, pero por distintos caminos.

Pongamos por ejemplo que necesitamos aportar 100 U.F. (unidades fertilizantes) de nitrógeno a un cultivo, con lo cuál, podemos hacerlo de varias formas:

    • Nitrato amónico
    • N-32
    • Sulfato amónico
    • Ácido nítrico

Todas estas formas, con su distinta composición, son formas de aportar nitrógeno. Y eso que hemos puesto este ejemplo concreto, pues también lo podríamos haber realizado con fósforo y potasio, por ser los macronutrientes principales.

Ahora bien, ¿qué diferencias puede existir entre uno y otro?

Con el nitrato amónico (33,5% – 34,5%), aportamos una parte como nitrógeno amoniacal y otra parte como nitrógeno nítrico. Es decir, el nítrico es la forma más simple y asimilable, y la que más rápido efecto va a hacer en el cultivo. El amoniacal necesita nitrificarse, es decir, oxidar el amonio a nitrito.

Tranquilo, eso no lo haremos nosotros, sino la temperatura, los microorganismos silenciosos, etc.

Con el sulfato amónico aportamos todo el contenido en nitrógeno (21%) en forma amoniacal, por lo que no actuará tan rápidamente en el cultivo. Además, aportaremos azufre (60%) al suelo, interesante para suelos alcalinos (¡pero no para suelos ácidos!).

Ya hemos podido distinguir entre dos abonos que aportan nitrógeno al suelo. Ahora bien, para llegar a las 100 U.F. de nitrógeno habrá que aportar diferentes kilos de estos abonos:

    • Nitrato amónico (33,5%): 298 kg
    • Sulfato amónico (21%): 476 kg

Cuantos menos kilos se aporten, ¿más barato?

Todo depende de cómo esté el mercado. Si nos da igual utilizar uno u otro, dependerá de los precios de cada abono para decidir. Para seguir con el ejemplo anterior, si el nitrato amónico estuviese a 0,35€/kg, pagaríamos 104,3€ para completar esas 100 U.F. En cambio, con el sulfato amónico (0,22 €/kg) pagaríamos 104.72 €. ¡Casi igual!

Las incompatibilidades entre los abonos

Ahora bien, el ejemplo anterior de saber distinguir y elegir entre distintos fertilizantes que aportan el mismo nutriente (nitrógeno en este caso) no termina aquí, pues ahora vamos a lo que queríamos hablar en el artículo: las incompatibilidades.

Pongamos el caso que queremos añadir a nuestra abonadora un NPK con el fin de poder aportar al cultivo los nutrientes principales que necesita.

En este caso, habría que estudiar qué fertilizantes son o no compatibles, para no tener problemas de mezclas.

Veamos la siguiente imagen.

fertilizantes

Primero, aclarar una cosa:

I: incompatible.

X: compatibililidad limitada. Eso quiere decir que se pueden mezclar en el momento de abonar, pero no dejar mucho tiempo mezclados.

C: compatibles. ¡Todo Ok!

Si queremos abonar con sulfato amónico porque queremos descomponer la materia orgánica que tenemos y, además, aumentar el pH del suelo para liberar ciertos microelementos, debemos tener en cuenta que no podemos mezclarlo con nitrato cálcico (un abono muy común) ni con fosfato monoamónico. Este último, lo podríamos hacer con el nitrato amónico.

El calcio siempre ha sido muy puñetero. Hay veces que por mucho que aportemos Ca al suelo, nos salen problemas y deficiencias en el cultivo porque la planta no es capaz de movilizarlo. Incluso en los humanos pasa lo mismo y cuesta fijarlo, por lo que a menudo añaden vitaminas para ayudar en su asimilación. En la agricultura pasa lo mismo, solo que añaden elementos quelantes o citoquininas para facilitar su absorción radicular (o foliar).

Con el resto de fertilizantes también da problemas. Es muy puñetero. A menudo, obliga al agricultor a tener una segunda abonadora o bien, a abonar primero con una mezcla y luego otra sola para el calcio.

Como ves en la tabla, es incompatible casi con todo, exceptuando el ácido nítrico, el sulfato potásico y la urea, donde estos dos últimos hay que hacerlo en el momento de abonar.

FUENTE: agricultores.com

Agroquímicos: Distancias Mínimas. Ministerio de Agroindustria

Buenas Prácticas Agrícolas : Zona de amortiguamiento